!Hola lector! ¿Cómo estás?

Hoy te voy a contar porqué te conviene tener tu sitio web propio.
Tanto si sos emprendedor/a como artista (fotógrafo/a, escritor, actor, ) este artículo te va a servir para entender porqué te conviene estar presente en internet con tu propio sitio web. Si querés conectar con gente nueva, nuevos clientes, potenciar tu negocio, darte a conocer, mostrar tus habilidades, etc… un sitio web es ideal para generar nuevas oportunidades.
¿Cómo lo ves?

¿Porqué tener un sitio web propio?

Antes de empezar, te quiero contar una pequeña historia personal. En el 2011 fundamos con un amigo una escuela de fotografía que funcionó hasta el 2015. 6 años de un proyecto hermoso, que me permitió vivir de una pasión durante mucho tiempo, conectar y descubrir gente increíble. También me permitió muchas cosas más que sería muy largo de contar. Pero en este post podés encontrar un poco más de mi historia como emprendedor.

La cuestión es que en 2015 dejó de funcionar y no lograba pagarme el sueldo. Sostuve durante varios meses el proyecto, creyendo que podría mejorar la situación y volver a vivir de eso. Pero cuando vi que era imposible, justo dos meses antes del nacimiento de mi segunda hija, decidí abrir un emprendimiento paralelo a la escuela de fotografía.

Tener un sitio web propio fue lo que me permitió comenzar a generar ingresos nuevamente.

Hay mucha gente haciendo búsquedas en google, todo el tiempo, sobre diferentes productos o servicios, miles y miles de búsquedas, constantemente. Todos tienen una necesidad particular, algunos buscan información otros, necesitan comprar un producto o contratar un servicio, por ejemplo, mucha gente busca “comprar una mesa”.

Si lográs que tu sitio aparezca justo en el momento en que ese cliente está haciendo esa búsqueda, con intención de comprar y le proponés una buena solución a su problema, es probable que puedas empezar a generar ingresos con tu sitio web. Ya sea que tengas una tienda online de mesas o un sitio informativo de tu mueblería. Ambas opciones son válidas y son relativamente fáciles de hacer sin tener conocimientos técnicos.

Después queda una parte inportante sobre cómo llevar esas personas a tu sitio web. Pero hablaremos de eso en otro post.

Ventajas de tener un sitio web propio

Es casi obvio lo importante que es estar presente en eventos, congresos y convenciones relacionados con tu rubro. Si estás ahí podrás:

  • Conocer gente nueva.
  • Hacer contactos
  • Contar lo que estás haciendo en la actualidad.
  • Tus proyectos.
  • Reencontrarte con gente que ya conocías.
  • y más.

En fin, hacer un poco de lobby, más directa o indirectamente, con el objetivo de insertarte en ese mundo y seguir creciendo profesionalmente cada día un poco más.

Con un sitio web podrías hacer cosas similares. Por ejemplo: Podrías darte a conocer, contar a qué te dedicás, con fotos, textos y videos y además de una manera interactiva.

Podrías tener un portafolios digital para mostrar lo que hacés si sos artista.

Un sitio web es una herramienta muy poderosa, porque está abierta las 24 hs todos los días del año. Te permite contar cosas que por ahí no te animás a contar en persona. Porque te da tiempo de pensar y organizar los contenidos. Además podés disimular tus falencias, porque tenés tiempo de pensar lo que vas a decir.

Te permite conectar con clientes nuevos y comenzar nuevos negocios. Si, parece una pavada dicho así, pero es una puerta de entrada, o una vidriera mejor dicho. Si lográs hacer que la gente “pase por tu vidriera” y tenés una linda vidriera, tenés chances de que la gente “entre” al negocio y se ponga en contacto.

Podés presentar toda la información de manera ordenada, a diferencia de mostrarte en las redes sociales. Que tus publicaciones se mezclan con otras totalmente diferentes y a otro ritmo. Si lográs “sacar” a un usuario de las redes sociales y llevarlo a tu web, simplemente poniendo un link en un posteo, lograrás meterlo en tu propio mundo. Le mostrarás tus propios diseños, tus colores, tus tipografías, tus textos y tus imágenes. De esa forma podrías manejar mejor los tiempos. Y llevarlo en un recorrido interactivo por tu marca, con tu propia estética.

Hoy en día el debate no es si tener un sitio web o una fan page. La idea es poder tomar lo mejor de cada herramienta. Si tenés un buen perfil de Instagram o una fan page de facebook con muchos seguidores, es un buen complemento para un sitio web. Ya que podés invitarlos a pasar por tu sitio con un simple link y de esa manera lograr un vínculo mucho más profundo con tus seguidores.

En cambio, si solo tenés un perfil de instagram, es muy fácil que el lector se vaya al siguiente posteo, que nada tiene que ver con lo que le estás contando.

Un sitio web propio da cierto prestigio. Si sos artista por ejemplo, no es lo mismo tenerlo que no tenerlo. Podés mostrar un recorrido por toda tu obra y contar que llevás mucho tiempo haciendo lo que hacés de una manera simple. Y es fácil hacer tu propio sitio.

Web con carrito de compra

Sitio propio 2.0

Otras ventajas de tener un sitio web hoy en día, es que es muy fácil de actualizar. No necesitás ser programador ni saber código para tener tu propia página web. Hay gestores de contenido que te permiten administrar tu página web de manera intuitiva y visual. Ya no hay necesidad de tener conocimientos técnicos. Así que es muy fácil hacerlo vos mismo!

En el próximo artículo te voy a contar cómo hacerlo, o por lo menos cómo empezar, jeje. Así que si te gusta el “hazlo tu mismo”, estás en el lugar indicado. Te voy a enseñar paso a paso, cómo tener tu propio sitio web y lo mejor de todo es que podés tenerlo sin gastar un solo centavo.

¡Te espero en la próxima publicación!